This is some text inside of a div block.
14/08/2023

Implantar un Sistema de Gestión Energética ISO 50001 en 7 fases

Te enseñamos de 0 a implantar un Sistema de Gestión Energética basado en la ISO 50001 en 7 sencillas fases. ¡Empieza a ahorrar desde hoy!
sistema de gestión energética iso 50001
Written by
Date:
14/08/2023
Energy Efficiency
Energy Management

En el mercado actual, la energía se ha posicionado por sí misma como un componente crítico para la competitividad de la empresa, pudiendo ser un activo muy significativo para el negocio siempre que la Dirección consiga controlar su gestión. Está demostrado que mejorar el rendimiento energético con un Sistema de Gestión Energética ISO 50001 ayuda a la empresa a maximizar sus activos energéticos, reduciendo así el coste y el consumo de energía.

Por este motivo, los grandes consumidores de energía ya están estableciendo medidas que van más allá del mero ahorro. Una empresa no puede, de forma individual, controlar el precio de la energía, las políticas gubernamentales ni la economía global, pero sí puede gestionar su energía aquí y ahora. Un acercamiento razonable para asegurar y mejorar el rendimiento energético de una empresa es implementar un proceso sistemático basado en la estructura de gestión de energía propia de la empresa. En este sentido, los Sistemas de Gestión Energética ISO 50001 (SGE) están permitiendo a las empresas que los implantan reducir el consumo energético, mejorar la eficiencia energética y optimizar la productividad y la rentabilidad.

En este contexto, la aparición de la norma ISO 50001 estandarizó mundialmente los requisitos de los Sistemas de Gestión Energética, para que las compañías con una gestión energética sólida pudieran ser reconocidas desde un punto de vista objetivo y neutral. Como ya explicamos anteriormente, los beneficios de aplicar la política ISO 50001 son muchos, perola mayor motivación que destacan las empresas a la hora de decidir implantar un Sistema de Gestión Energética ISO 50001 es el importante ahorro de costes que se obtiene (fuente: Verdantix). Sin embargo, las ventajas que directa e indirectamente obtienen todos los departamentos implicados en el proceso de toma de decisión van más allá del mero ahorro económico y energético.

¿Qué beneficios tiene implantar un Sistema de Gestión Energética ISO 50001?

A continuación, enumeramos para cada uno de los departamentos involucrados en el proceso de decisión, los más destacados:

  • En el departamento de dirección: mejora la competitividad, permite analizar y gestión la energía reduciendo su uso mediante el Sistema de Gestión Energética ISO 50001, disminuyendo así costes y aumentando productividad, competitividad, satisfacción de clientes e imagen de marca.
  • En el departamento financiero: reduce los costes de energía, facilita el acceso a la financiación y documenta, cuantifica y demuestra el uso de la energía mediante el Sistema de Gestión Energética ISO 50001.
  • En el departamento de operaciones y supply chain: consigue un menor coste de mantenimiento y de la cadena de suministro, reduciendo también la huella de carbono.
  • En el departamento de medioambiente y RRHH: mejora la responsabilidad social corporativa de la empresa y se atrae más talento, mejorando también las condiciones de los trabajadores y fomentando una mayor cultura energética dentro de la propia organización gracias al Sistema de Gestión Energética ISO 50001.
  • En el departamento de marketing: se mejora la imagen de la empresa, la marca y la calidad final del producto.
  • En el departamento legal: se facilita el cumplimiento de las regulaciones políticas con el uso metódico del Sistema de Gestión Energética ISO 50001 y, por tanto, se reduce el riesgo de multas.                      

En definitiva, un SGE cubre todas las etapas de la implementación y funcionamiento del proceso, proporcionando un marco de actuación específico para que la empresa tome las medidas a corto y también alargo plazo que repercutirán positivamente a todas las partes interesadas de la organización.

Y ahora que ya has descubierto sus beneficios, lo más probable es que quieras saber cómo implantar un Sistema de Gestión Energética ISO 50001. Estas son las 7 fases que tendrás que llevar a cabo:

1. Primera fase para implantar un Sistema de Gestión Energética ISO 50001: POLÍTICA ENERGÉTICA

Para implantar un SGE es imprescindible establecer una política energética, cuyo éxito dependerá de que se cumplan previamente los siguientes requerimientos:

  • Demostrar liderazgo y compromiso firme hacia el Sistema de Gestión Energética ISO 50001, transmitiéndolo a empleados y partners.
  • Establecer un objetivo y comunicarlo.
  • Crear un equipo multidiscuplinar de Gestión Energética dentro de la plantilla de la organización.
  • Proporcionar recursos de personal, económicos y tecnológicos.

Ahora bien, para asegurar su buen funcionamiento, ¿qué debe cumplir y contener la política energética?

  • Coherencia con la naturaleza y alcance del uso de energía de la empresa.
  • Compromiso por cumplir con los requisitos legales y otros requisitos.
  • Compromiso por una mejora continua del rendimiento energético.
  • Apoyo a la adquisición de productos y servicios de eficiencia energética.
  • Marco para establecer y revisar los objetivos energéticos.
  • Compromiso por asegurar la disponibilidad de información y los recursos necesarios para cumplir con dichos objetivos.
  • Asegurar su documentación, comunicación y comprensión dentro de la organización.
  • Revisarla periódicamente y actualizarla si es preciso.
  • Asegurarse de que esté firmada por la Alta Dirección.

2. Segunda fase para implantar un Sistema de Gestión Energética ISO 50001: PLANIFICACIÓN ENERGÉTICA

Es una fase fundamental para el éxito global de la implementación del Sistema de Gestión Energética ISO 50001 ya que comprender el uso presente y pasado de la energía ayuda a la organización a identificar oportunidades de mejora de su desempeño energético y obtener así beneficios financieros.

La planificación energética implica un proceso semejante al de una auditoría, por lo que requiere bastante especialización y conocimientos técnicos por parte de los involucrados (fundamentos de la energía, técnicas de optimización energética, análisis de los datos, métricas de rendimiento energético, etc.).

“La fase de planificación energética es fundamental para el éxito del SGE. Ayuda a la organización a identificar oportunidades de mejora y obtener así beneficios financieros”

Esta fase consta de los siguientes pasos:

2.1 Identificar el alcance del Sistema de Gestión Energética ISO 50001 y comprender los requisitos legales y otros requisitos.

El equipo deberá tener conocimiento de la legislación vigente (local e internacional) en materia de eficiencia energética, los permisos requeridos para operar, así como las barreras impuestas y las oportunidades alcanzables.

También han de considerarse otros compromisos adquiridos con terceras partes, por ejemplo asociaciones empresariales, proveedores, transportistas, etc.

2.2 Revisión energética

Las claves para asegurar el éxito de la Revisión Energética según ISO 50001 se resumen en:

  • Identificar las fuentes de energía que se están empleando y recopilar el máximo número de datos sobre el uso y consumo (pasado y presente).
  • Identificar las áreas que afectan significativamente al uso de la energía: desde instalaciones, equipos, sistemas y personal a todas aquellas variables que afecten al proceso.
  • Determinar y analizar el desempeño energético actual de esas áreas de uso significativas.
  • Estimar el uso y consumo futuro de la energía.
  • Identificar y proponer oportunidades de mejora.

La frecuencia y profundidad de la revisión energética debe reflejar todos los factores relevantes que a priori pueden parecer secundarios, como la antigüedad de las instalaciones, revisiones realizadas con anterioridad, oportunidades de la estructura, etc.

2.3 Indicadores de desempeño energético

Identificar, seleccionar y comunicar los principales indicadores de desempeño ayuda a entender cómo está funcionando el SGE, lo que contribuye a asegurar que la empresa está alineada con los esfuerzos realizados en el Sistema de Gestión Energética ISO 50001 y facilita el camino a seguir para hacer los ajustes y mejoras necesarias.

Para asegurar que los indicadores se definen correctamente, hay que hacerlo con la mayor precisión posible, subrayando el alcance y límites de cada uno y, aunque suene obvio, especificando la métrica en la que se mide. Además, lo ideal es seleccionar indicadores que aporten más información durante las revisiones por parte de la Dirección y les sirvan de ayuda a la hora de tomar decisiones referentes al Sistema de Gestión Energética ISO 50001.

2.4 Línea base energética

Como resultado de la revisión energética podremos definir la línea base energética, que nos servirá como referencia (cuantitativa) para medir el desempeño energético, pues refleja el alcance real de las actividades que estamos revisando.

En este punto es conveniente diferenciar entre una línea base establecida exclusivamente con el histórico de consumos, o bien una línea base que determine, mediante un análisis de regresión, cuál es la relación entre el consumo energético y las diferentes variables externas que lo condicionan (Temperatura, Producción, Ocupación, etc.).

Aunque el alcance y escala del plan de acción puede variar de una organización a otra, el punto de partida siempre es común para todas ellas: definir el proceso y los objetivos técnicos, incluyendo el sistema de monitorización más apropiado y determinar los roles y recursos internos y externos.

Así puedes automatizar estos procesos

3. Tercera fase para implantar un Sistema de Gestión Energética ISO 50001: IMPLEMENTACIÓN Y OPERACIÓN

Como resultado de la planificación energética hemos obtenido la línea base de consumos, los KPIs energéticos, los objetivos previstos y el plan de acción para conseguirlos. Ahora hay que implementar esas acciones y todos los proyectos necesarios para el éxito del Sistema de Gestión Energética ISO 50001.

In the implementation and operation phase, the most decisive role is played by the people themselves. Whether or not the objectives set are achieved often depends on the awareness, commitment and capacity of the team that will implement the projects defined in the action plan.

Veamos a continuación qué implicaciones tiene y cuáles sonlas tareas más relevantes:

3.1. COMPETENCIAS, FORMACIÓN Y NOTORIEDAD

Como vimos en la fase de política energética, el Sistema de Gestión Energética ISO 50001 será gestionado por un equipo que ha sido compuesto expresamente para esta labor. Liderando el grupo se encuentra el RSGE(Responsable del Sistema de Gestión Energética), que se encargará de definirlos puestos y roles necesarios, evaluar las competencias de cada uno e identificar sus necesidades de formación.

Partiendo de esta base, y para asegurarse de que todos los involucrados en el proceso tienen los conocimientos necesarios para ejecutar el proyecto, se planifican, desarrollan y registran las actividades de formación más apropiadas. Las dos áreas de conocimiento principales en las que la organización ha de incidir son la gestión y la energía.

3.2. COMUNICACIÓN

Como continuación a la concienciación e implicación de los involucrados del proceso, la empresa establecerá un método continuo de comunicación interna sobre la evolución del Sistema de Gestión Energética ISO 50001 y el rendimiento. De esta forma se pueden obtener opiniones y propuestas de mucho valor para la mejora del sistema, a la vez que se motiva (e incluso se incentiva) al personal a que intente alcanzar el mejor rendimiento y el máximo ahorro energético.

3.3. DOCUMENTACIÓN

The documentation is prepared by an energy manager and approved by authorized personnel before being published. To avoid wasting time, it is recommended that it be organized, easily located and constantly updated.

In any case, the information usually demanded is:

  • Internal: equipment maintenance, energy statistics, energy factor recording forms, internal reviews, training, improvement plans, energy management policy, etc.
  • External: energy audit report, files of the most energy-consuming equipment, etc.

3.4. CONTROL OPERACIONAL

Operational procedures have to be checked and reviewed according to the activities that influence energy performance, especially with regard to:

  • Incorporate sustainability policies in product development to reduce energy consumption, improve efficiency and use reusable resources without compromising product quality, safety and cost.
  • Take energy savings into consideration before purchasing equipment to avoid acquiring equipment with excessive consumption. It is also advisable to optimize operating conditions and perform regular maintenance on existing equipment, as it may be contributing to energy waste.
  • Create a standard for energy procurement: listing of preferred suppliers, measurement and verification of energy sources, transportation and storage, etc.
  • Measure, record and evaluate energy consumption in production and service processes to eliminate those that have become obsolete.
  • Por último, hay que decir que, aunque un Sistema de Gestión Energética ISO 50001 no establece a priori una cláusula de preparación y respuesta ante emergencias, sí es muy aconsejable contar con un plan ante posibles contingencias.

3.5. DISEÑO

Improvement opportunities and operational control results should be considered for the design of (new or modification of existing) facilities, equipment, systems and processes that can have a significant impact on energy performance.

Special attention will be given to activities such as: use of efficient converters, minimization of pressure or power losses, optimization of duct sizing, integration with neighborhood facilities, application of best practices in building design and construction, use of long life lighting systems (e.g. LED), etc.

3.6. ADQUISICIÓN DE SERVICIOS, PRODUCTOS Y EQUIPOSENERGÉTICOS

Finally, the design phase is formalized with the purchase of equipment, products and services. The standard requires the organization to list, document and implement criteria to evaluate their use, consumption and energy efficiency and to define their expected operating life.

It is advisable when purchasing products that may have an impact on high energy uses to inform the supplier that the decision is made in part based on their energy performance.

4. Cuarta fase para implantar un Sistema de Gestión Energética ISO 50001: VERIFICACIÓN DEL SISTEMA DE GESTIÓN ENERGÉTICA

La siguiente fase para implantar un Sistema de gestión energética basado en ISO 50001 consiste en comprobar que todo funciona correctamente. Llegados a este punto comenzamos la fase “CHECK” (VERIFICACIÓN) del modelo P-D-C-A.

A continuous evaluation of the objectives, action plans and key indicators will allow us to know if we are achieving the desired results in terms of energy efficiency.

5. Quinta fase para implantar un Sistema de Gestión Energética ISO 50001: SEGUIMIENTO, MEDICIÓN Y ANÁLISIS

En esta etapa las características clave (aquellas variables que determinan el desempeño energético de la organización) son monitorizadas y analizadas de forma regular. Podrían ser, por ejemplo:

  • Usos energéticos elevados y variables asociadas
  • Indicadores de desempeño energético (IDEns)
  • Resultados de la revisión energética
  • Efectividad del plan de acción
  • Datos del consumo real frente al esperado
  • Uso futuro de la energía de los usos elevados
  • Priorizar las oportunidades de mejora
  • Definir e implementar un plan de medición
  • Analizar y responder a las desviaciones significativas
  • Calibrar los equipos de monitorización y medición
  • Evaluación del cumplimiento de requisitos legales entre otros

6. Sexta fase para implantar un Sistema de Gestión Energética ISO 50001: AUDITORÍA INTERNA

La sexta fase para implementar un Sistema de Gestión Energética ISO 50001 es la de planificar y conducir una auditoría interna, es decir, un proceso independiente y documentado en el que se recoge y evalúa de forma objetiva las evidencias que determinan si se cumplen una serie de requisitos.

En esta etapa la auditoría se centra en el proceso como tal y busca conocer el grado de consecución de los objetivos de ahorro y eficiencia energética (es decir, el desempeño energético) y el cumplimiento de la política energética, así como asegurar que los mantenimientos se están siguiendo de manera eficaz. En caso de que queramos obtener el certificado ISO 50001 esta auditoría sirve para comprobar el grado de implantación de la norma, previa a la Auditoria de Certificación.

En la auditoría interna comprobaremos si el Sistema de Gestión Energética ISO 50001:

  • Cumple con los requisitos y acuerdos que laorganización ha establecido para su sistema de gestión energética.
  • It is effectively implemented and maintained.
  • Adheres to objectives and goals
  • It results in improvements in energy efficiency.

The following is the process for conducting an internal audit, which can be summarized in the following steps:

6.1 PLANIFICACIÓN

The person responsible for the audits shall design a program with the scope and frequency of the audits, ensuring that all relevant processes and aspects of the organization are audited. To this end, he/she shall consider that both the energy performance and the management system have to be audited, and shall take into account the status and importance of the areas and processes, as well as the results of previous audits.

Para la realización del programa de auditorías prestaremos especial atención a las áreas y procesos asociados con los usos elevados de energía, objetivos energéticos, metas y planes de acción, controles operacionales y de mantenimiento y aquellas actividades relacionadas con mejoras energéticas sustanciales. No es necesario que cada auditoría cubra el Sistema de Gestión Energética ISO 50001 al completo siempre y cuando el programa garantice que su alcance general sí es auditado de forma periódica.

El plan, que se elaborará individualmente para cada una delas auditorías previstas, incluirá la siguiente información:

  • Date of audit
  • Scope
  • Objective(s)
  • Team involved in the audit
  • Expected times
  • Requirements (criteria) for auditing
  • References

6.2 EJECUCIÓN

La auditoría interna es una fase muy importante para el éxito del Sistema de Gestión Energética ISO 50001. Por ello es recomendable contar con personal experto en este terreno. De no ser así, tendremos que formar al equipo implicado y nombrar a un responsable.

Audits shall be carried out by one or more persons, but in any case by qualified personnel trained in internal auditing of management systems, who are objective and impartial and who do not audit their own work.

In practice, this audit may be carried out by external parties, provided that they do so in a competent, impartial and objective manner.

En cualquier caso, a lo largo de todo el proceso detectaremos las fortalezas del Sistema de Gestión Energética ISO 50001, las oportunidades de mejora y las no conformidades o incumplimientos de los requisitos.

6.3 CIERRE

Una vez finalizada la auditoría, se elabora el informe de auditoría, donde se reflejan los resultados. Este documento, que también se entregará a la dirección de la empresa para que esté informada, nos proporcionará evidencias objetivas y nos permitirá identificar evidencias de las acciones preventivas y correctivas, lo que nos lleva a la siguiente fase.

6.4 NO CONFORMIDADES Y ACCIONES

Tras las etapas de seguimiento, medición y análisis, cumplimiento de requisitos (legales y otros) y auditoría interna, la fase de verificación del Sistema de Gestión Energética ISO 50001 finaliza con la puesta en marcha de acciones para corregir y prevenir las no conformidades.

A nonconformity is a finding that deviates from the behavior expected by the organization itself. They are generally caused by:

  • The organization is not doing what it is supposed to do.
  • What is being carried out is not working.
  • The requirements are not being met.
  • The expected energy performance improvements are not being achieved.

Descubre la solución a todos estos problemas

7. Séptima fase para implantar un Sistema de Gestión Energética ISO 50001: REVISIÓN POR LA DIRECCIÓN

Para toda aquella organización que tenga implantado un Sistema de Gestión Energética ISO 50001, la norma ISO 50001 establece como requisito fundamental que la alta Dirección realice periódicamente una revisión, con el objetivo de identificar oportunidades de mejora y por consiguiente mejorar su desempeño energético global. El proceso de revisar, evaluar y luego ejecutarlas acciones apropiadas para lograr dicho fin corresponde con la última fase del ciclo de Deming (P-D-C-A), ACCIÓN y es también la última de las 7 fases para implementar con éxito un sistema de gestión basado en ISO 50001. Es la etapa conocida como revisión por la Dirección, cuya responsabilidad recae totalmente en la Gerencia, quien busca asegurar la continua sostenibilidad, adecuación y efectividad del Sistema de Gestión Energética ISO 50001 implantado.

Para asegurar el éxito de esta fase, se recomienda desarrollarla siguiendo los pasos:

7.1 Recoger información para la revisión por la Dirección

Antes de nada, el representante de la Dirección que forma parte del equipo del Sistema de Gestión Energética ISO 50001 se asegurará de que se recoge y se organiza la información apropiada para ser posteriormente presentada de forma y manera que permita a la Gerencia tomar decisiones. Pero ¿qué información es necesaria y dónde podemos encontrarla?

Para contestar a esta pregunta lo mejor es pensar en la meta, es decir, entender el tipo de decisiones que necesitamos tomar y el tipo de acciones que van a resultar tras esta revisión. Tener claros estos dos conceptos nos ayudará a seleccionar la información que le puede ser más útil ala Gerencia para tomar dichas decisiones y desarrollar acciones.

Por ejemplo, será necesario tomar las siguientes decisiones:

  • ¿Cuál es el estado del Sistema de Gestión Energética ISO 50001?
  • ¿Es necesario algún cambio estratégico? ¿Cuál?
  • ¿Qué cambios se necesitan o se esperan en materia de desempeño energético?
  • ¿Hay algún cambio interno/externo que pueda afectar el Sistema de Gestión Energética ISO 50001?
  • Las medidas empleadas actualmente (IDEns), ¿nos proporcionan la información correcta?
  • ¿Qué nuevos recursos son necesarios?
  • ¿Es el Sistema de Gestión Energética ISO 50001 apropiado para la organización?
  • ¿Es el Sistema de Gestión Energética ISO 50001 efectivo?¿Está generando los resultados esperados?
  • ¿Ayuda el Sistema de Gestión Energética ISO50001 a obtener mejoras continuas en el desempeño energético?

La información necesaria estará disponible en los elementos y procesos que se generan a partir del propio Sistema de Gestión Energética. Detallamos los elementos de entrada (datos) más comunes:

  • Evaluación y cambios de requisitos legales y otros
  • Grado de cumplimiento de objetivos y metas
  • Resultados de auditorías internas
  • Estado de correcciones y acciones correctivas y preventivas
  • Desempeño energético esperado el próximo año
  • Recomendaciones de mejora
  • Indicadores de desempeño energético (IDEn) y datos de desempeño energético de proyectos anteriores y actuales
  • Revisiones anteriores
  • Revisión de la política energética

Es el representante de la Dirección quien determinará la información más apropiada, basándose en los resultados de revisiones previas y acciones que han ocurrido desde entonces y sobre todo en la utilidad de los datos para la toma de decisiones.

Una vez identificada qué información es necesaria, nos preguntamos ¿quién tiene esa información? Esta cuestión surge porque el sistema lo conforman varias personas, pero como en la fase de política energética el representante de la Dirección se encargó de la distribución de roles y tareas, recopilar los datos necesarios no debería de ser complicado. Una práctica muy habitual es la de utilizar un formulario en el que, para cada tipo de información, rellena los siguientes campos: fuentes de información potenciales, persona responsable/asignada para la recogida de datos, fecha límite.

Con toda la información a su disposición, el representante de la Dirección la organiza de acuerdo con la extensión, profundidad y alcance con el que se pretende realizar la revisión. Posteriormente determina el mejor método para comunicar visualmente la información, de forma que se capte de un solo vistazo el mayor número de detalles posible, que facilitará a la Dirección su comprensión y por tanto una mejor toma de decisiones basada en los resultados.

7.2 La Dirección lleva a cabo la revisión

Una vez organizada la información apropiada, es el momento de ejecutar la revisión por la Dirección.

Se decidirá quien participa en este proceso en función de quién necesita información, quién puede proporcionar los recursos necesarios para las acciones precisas y quién las va a realizar, es decir, la alta dirección designada por la organización y su representante. Además de la Dirección, normalmente suelen estar involucrados responsables de las cuestiones energéticas y responsables de las unidades principales.

La frecuencia con la que se van a realizar depende de cada organización, pero en cualquier caso tienen que estar previamente planificadas y realizarse a intervalos definidos y adecuados para garantizar su eficacia. Si es necesario también pueden convocarse revisiones ante circunstancias excepcionales o cuando se estime oportuno, por ejemplo, si se han producido cambios o hay muchas acciones en proceso.

Desde un punto de vista práctico, ¿cómo se lleva a cabo la revisión por la Dirección? Una vez más, dependerá de cada organización. Además de en persona, existen otros métodos a nuestra disposición que nos permitirán ahorrar tiempo: teleconferencias, intercambio de emails, etc. Tampoco es necesario completar la revisión en una sola jornada, y podemos hacerlo parcialmente en varias, siempre y cuando nos ajustemos a los intervalos de tiempo establecidos.

Otra recomendación importante es no detenerse a analizar cada pequeño detalle. Es más conveniente verlo desde un punto de vista global, manteniendo siempre la perspectiva y teniendo en cuenta los objetivos y las prioridades de negocio.

7.3 Informe de resultados

Por último, y para asegurar el éxito de la revisión (y por consiguiente del Sistema de Gestión Energética) se realizará y actualizará uno o varios registros de todas las revisiones. El formato del informe puede variar, pero trataremos siempre de que sea sencillo, práctico y operativo y de que contenga, como mínimo, el nombre y cargo de los participantes, los temas tratados, las decisiones tomadas y las acciones previstas y las tareas asignadas durante la reunión.

A partir de los resultados, de las decisiones tomadas y delas acciones previstas comenzamos de nuevo el ciclo P-D-C-A (Planificar-Hacer-Verificar-Actuar), regresando a las primeras fases para revisar elementos tales como los consumos significativos de la energía, factores de oportunidades de mejora, etc. También es esencial que verifiquemos aquellas acciones que implican a la alta Dirección para que sigan involucrados activamente en la mejora continua del desempeño energético y del propio Sistema de Gestión Energética ISO 50001.

Una vez implementado el Sistema de Gestión Energética ISO 50001, poco a poco los procesos de mejora continua son asimilados y aplicados en el día a día de la organización, lo que se traduce en la optimización del desempeño energético e incremento de la eficiencia energética.

El estándar ISO 50001 ha probado ser el marco apropiado para que instalaciones industriales, sedes comerciales y organizaciones enteras gestionen su energía, incluso la compra de esta. Un Sistema de Gestión Energética ISO 50001 establece la estructura y disciplina para implementar las estrategias que pueden suponer una significativa disminución de los costes de energía y las emisiones de gas de efecto invernadero, y mantener esos ahorros alargo plazo. En mayo de 2014 la cifra de sedes certificadas en el mundo era de7.300, un 234% más que el año anterior (Fuente: Energy.gov).

En este sentido, hay herramientas muy completas, como Smarkia 50001, que simplifican la obtención y mantenimiento de la certificación.

Request a DEMO